Categorías
Guía de comercio local

Claudio Fausti, estilistas argentinos

¿Te imaginas ser alumno de un profesor que haya nacido en una familia de profesores? ¿O ponerte bajo la mano de un cirujano cuya infancia transcurrió en medio de sus padres cirujanos? Esto es el salón de estilistas argentinos Claudio Fausti, de nuestra ciudad de La Serena. Así nos los cuentan ellos mismos en su página Web:

Nuestra historia es un poco especial, de una familia de Peluqueros, desde los 5 años, bajo las faldas de mi abuela, visitando los salones de mis primas y tías, y así, el amor a esta profesión fue creciendo, entretenido por largas horas con revistas Antiguisimas de peluquería, y jugando con ruleros y bigudies, pinzas y elásticos, cepillos y peinetas, me fui encontrando con lo que hoy es mi gran Pasión, el mundo de la peluquería.

Sitio Web claudiofaustiestilista

Pero ¿Qué tal si los visitas personalmente? Su dirección física es Brasil 591 local 11 Galería Ancarola, La Serena. Y también puedes conocerlos en su página Web claudiofaustiestilista.com

Categorías
Cultura

El secreto del éxito de Illapu en Chile y el mundo

El secreto del éxito de Illapu, y el secreto del fracaso de grupos andinos que durante décadas no han podido salir del underground:

Algunos, en el ácido y envidioso ambiente musical folclórico chileno, dicen que el secreto del éxito de Illapu fue nada más que una «afortunada coincidencia» de haber estado en boga justo en el momento de establecerse el régimen militar en los 70, su salida por destierro, y su posterior regreso al país. Se refieren a esto como una mera casualidad de marketing bien aprovechado y nada más como razón de su éxito.

Este es un tremendo error, pues, junto con desmerecer la calidad musical y de personas, eso es minimizar todo lo implicado en tener que salir por la fuerza de tu país. La razón no es esa, sino que el secreto del éxito de Illapu es la inigualable genialidad de sus músicos, la estratégica manera de pensar de Roberto Márquez y también de Andrés, y la característica de sus voces. En este artículo no tocaré su historia y formación, sino sus tiempos más contemporáneos y cómo han logrado el éxito y mantenerlo hasta este mismo minuto.

El secreto del éxito para cualquier proyecto musical siempre será en primer lugar la calidad de las composiciones musicales, pero más importante aún, la estrategia comunicacional al componer. Por ejemplo, estar al tanto de lo que sucede en el país y mundo, en cuanto a lo social como a las tendencias musicales que suenan en la radio, como cuando se creó «sincero positivo». Todos sabemos que en ese tiempo la iglesia tenía una voz fuerte en los medios, y, pues, hubo que componer sobre eso. Cuando estaba en auge Juan Luis Guerra y venía a Viña y recorría el mundo con sus bachatas suaves, Illapu compuso «Del Pozo de mis Sueños». Luego hubo que hacer un candombe más popular, y se hizo la canción «Morena esperanza». Antes de eso, en las radios entraba fuerte la música latina y tropical, y se compuso «Un poco de mi vida», casi una salsa, con ritmo, contenido de interés social global, y se presentó en un video clip muy sencillo, pero que nos recordaba a los Beatles cuando hicieron su último concierto en aquella azotea. Todas estas canciones seguían teniendo un mensaje poderoso de fondo, pero estratégicamente creados para el público de esos tiempos en cuanto a los ritmos, los acordes, los cortes, las inflexiones. Ni que decir de «Vuelvo amor, vuelvo vida».

¿En qué se puede mejorar, entonces?

En esto es que siguen fallando los grupos andinos underground actuales. Sus composiciones siguen siendo dedicados a la virgen, al norte, a los llamitos, a las cholitas, y cosas que ni siquiera viven a diario. Acá tenemos mujeres mapuches, mujeres blancas, mujeres pelirojas, y nadie les hace una canción de amor para ellas. Hay gente muy diversa, y nadie les hace una canción para ellos. Por ejemplo (solo ejemplo), un grupo de Punta Arenas cantando a la llareta. Un grupo de Santiago cantando a la virgen de la Tirana. Un grupo de La Serena cantando al Illimani. Estos temas en sí no están mal. Lo que está mal es no incluir dentro de sus composiciones, de sus álbumes, lo que la gente de su localidad o país quiere escuchar. Una historia de camino al trabajo, a la oficina, a la construcción, la historia de un reponedor de supermercado, de un jefe de local, de un comerciante ambulante.

Magistral uso de las voces

Otro punto en que fallan los grupos underground actuales, es en las voces, o en el uso de ellas, aunque sean excepcionales vocalmente. En estos grupos nunca se ha definido una voz característica que distinga a un grupo de otro. En este punto Illapu ha sido insuperable. La voz de Roberto Márquez es una voz potente, inconfundible, con autoridad para darte cualquier mensaje social, con un rango de tesitura muy amplio, como un tenor, y que no teme lanzar un grito con fuerza para cantar por ejemplo la parte más alta de «Volarás». La voz de Maluenda y los que le han sucedido, algunos de nivel excepcional a la altura del original, ha sido también el sello, reconocible aún por quienes no frecuentan por esta música. Cualquier persona de Chile relaciona un «¡y eso!» con Illapu. Esos solos en «Baguala india» y esa «Mamita Obrera» son paralizantes. Es de caballeros reconocer que en estos grupos actuales hay voces agudas como las de Maluenda, pero grupales, de coro, y pareciera que les da vergüenza, pena, destacar una voz para diferenciarse de otros cantando una canción completa. O pareciera que a los demás miembros sienten temor de que ese solista tenga éxito y se vaya a Miami a ganar su primer millón solo, sin ellos.

Personalmente yo admiro varias voces locales, porque los conozco bien y hasta he compartido con ellos. Por ejemplo, Gabriel Navia que en algún tiempo integró a Los Sayas, El mismo Vladimir Silva ex Illapu, Pedro Huentecura de Chañar, Jorge Salinas ex Ilpakamani, Carlos Araneda (ese es un monstruo) son voces muy bonitas y técnicamente muy bien utilizadas.

Otro punto importante: La producción musical.

La producción musical de Illapu engloba todas estas cosas antes mencionadas, pero mucho más. Producir un disco no se trata de juntar las canciones que cada integrante tenga, ensayarlas y grabarlas. Se trata de planificar un objetivo. Definir qué deseo lograr con mi público con estas canciones. A qué otro público puedo llegar con estas nuevas canciones. Cómo puedo fidelizar a mi público actual con estas canciones.

Una vez definido el objetivo se componen las canciones de manera estratégica. Y Allí es donde se planean inclusive hasta las sensaciones que causarán los acordes y melodías a las personas ¿Cómo hacer que una persona en una parte x del tema sienta escalofríos, emociones, entusiasmo? Planificar en qué parte de alguna canción se puede parar para hacer cantar al público. En esto Roberto Márquez es un genio, y es algo que hay que imitar.

Por otro lado, entre el sonido de los discos de Illapu y el de los demás grupos actuales hay un universo de distancia en calidad. Esto sucede porque generalmente se graba y se mezcla muy rápido y tanto las tomas como las mezclas las realizan técnicos en sonido e inclusive aficionados sin estudios técnicos formales o preparación adecuada. Y eso, lamentablemente, se nota, y se siente. Y ojo, que no se trata de no contar con la tecnología, porque hoy es más accesible que nunca contar con buenos micrófonos, equipos, computadoras, y software de grabación de audio profesional.

Por eso y mucho más, la fórmula perfecta de Illapu: Voz principal y voces características + Composiciones estratégicas + Producción musical, aún no han sido alcanzadas.

A mí me encantaría ver surgir a los grupos actuales que siguen debajo de la tierra aún, por fin en Viña, anunciados al mismo nivel que los artistas más importantes del ámbito nacional como internacional, como parte del show, y no solo compitiendo en el concurso de canciones o en el jurado. Me encantaría que aparezcan en los medios, destacados por ser parte del show en Cosquín, o en otros eventos internacionales, como lo hace Illapu. Me encantaría ver gente relacionando su sonido característico escuchado a la pasada en la radio de un colectivo con su nombre. Esto sucederá cuando despierten y tomen la decisión de seguir en el ámbito underground o decidan el éxito, como lo decidió y ha mantenido Illapu.

Categorías
Noticias

¡Hola mundo desde La Serena!

Hoy sábado 26 de octubre de 2019 nace Revista La Serena, en medio de un momento histórico para Chile. Junto a nuestro equipo estamos alerta para informar y entretener de manera seria y responsable.

¡Saludos!
Equipo Revista La Serena